Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, aceptas nuestra política y otorgas tu consentimiento a HDI SEGUROS para el uso de ellas. Para más información visita nuestro: Aviso de Privacidad

Cultura del Seguro

Seguros de Gastos Médicos Mayores: ¿qué son y qué cubren?

Noviembre 13, 2023

Nadie está exento a enfermarse o accidentarse, ni siquiera la persona con los hábitos más saludables. Y, cuando eso sucede, supone enfrentar varios gastos monetarios inesperados y, generalmente, altos.

En un contexto económico cambiante, la salud pública de México tuvo varias críticas por parte de los medios y los mismos ciudadanos. Eso provoca que muchos mexicanos deban abocarse a la salud privada y, para alivianar la carga económica que supone hacerlo, las compañías de seguros tienen disponible el seguro de gastos médicos mayores.

Pero ¿qué cubre un seguro de gastos médicos mayores? ¿Cuál es su precio? ¿Cualquiera puede contratarlo? Despejemos dudas y aprendamos todo sobre este.

¿Qué es un seguro de gastos médicos mayores y cómo funciona?

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), un seguro de gastos médicos mayores es “un contrato que brinda seguridad financiera y cubre los gastos de atención médica de imprevistos como un accidente o enfermedad. Funciona cubriendo los gastos de hospitalización, atención médica, intervenciones quirúrgicas, medicamentos, análisis clínicos y algunos otros servicios profesionales”.

Esta definición, en otras palabras, quiere decir que una persona paga una mensualidad a una compañía de seguros. Después que pase el tiempo de espera informado, el individuo puede disfrutar de sus beneficios. Entonces, si esa persona resulta lastimada en un accidente o se enferma después de haber adquirido el seguro, tendrá sus gastos cubiertos.

Algo importante a mencionar es que la mayoría de los seguros por gastos médicos mayores no incluyen la prevención de salud. Esto significa que no cubren visitas al doctor en, por ejemplo, casos de gripe, sarpullidos, controles anuales o enfermedades poco graves en general.

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir un seguro de GMM?

Tiempo de espera

Algo muy importante que debe informarte toda aseguradora es el tiempo de espera que requieren. Este es un lapso inicial en el que la compañía no cubre las situaciones que normalmente haría y comienza desde el momento de la contratación. Por ejemplo, si una persona contrata una aseguradora en enero, pueden decirle que, hasta que cumpla con la cuota de marzo, no está cubierto frente a enfermedades específicas. 

Esto es muy común: casi todas las aseguradoras tienen un tiempo de espera. Por eso, es crucial considerarlo para saber a qué nos enfrentamos. 

Políticas de preexistencia

La preexistencia son las enfermedades crónicas o complejas que una persona tiene previamente a contratar un seguro de gastos médicos mayores. Generalmente, las aseguradoras hacen una entrevista o dan un formulario en el que el interesado debe informar sobre su estado de salud y afecciones anteriores.

Las políticas de preexistencia varían según cada compañía y condición de salud. Puede que acepten a la persona sin ningún problema, que pidan la opinión de un profesional médico, que aumenten la cuota de ese individuo o que, directamente, rechacen su incorporación.

Si tienes dudas, hablar con un asesor de seguros te ayudará a conocer mejor el panorama.

Doctora auscultando a una niña en su consultorio

El deducible y el tabulador médico

Hay límites que establece cada aseguradora. El deducible es el importe mínimo que cubre. Entonces, todos los gastos que no lleguen a ese mínimo no serán absorbidos por la empresa. Por ejemplo, una quebradura de dedo, un estudio simple, etc.

Por otro lado, está el tabulador médico. Esto es exactamente lo contrario al deducible, es decir, se trata del máximo que cubre la aseguradora. Como todo, dependerá del plan que hayas contratado, pero, generalmente, se establece una cifra máxima por honorario del doctor o por cantidad de procedimientos. Esto significa que, si el tabulador es de 40.000 MXN y un profesional de salud cobra 50.000, no te cubrirá por completo los gastos de consulta. También puede establecer, por ejemplo, 20 sesiones de kinesiología al año por persona.

¿Cuál es el costo de un seguro de gastos médicos mayores?

En México, podrás encontrar muchas compañías con distintos costos por seguro de gastos médicos mayores. Aunque algunas cuentan con un cotizador online, hay que tener en cuenta la edad del interesado, su estilo de vida, enfermedades previas, genética familiar y otras cuestiones que pueden aparecer en la entrevista y encarecer la cuota.

Muchas aseguradoras, además, ofrecen un coaseguro. Esto quiere decir que el asegurado paga un porcentaje de cada práctica médica y la empresa, otro. Por lo general, siempre la empresa se encarga del porcentaje más alto. Es una buena opción para aquellos que quieran estar parcialmente cubiertos ante cualquier eventualidad pero abaratar los costos mensuales.

De todas las opciones, siempre la mejor será consultar directamente con un agente de seguros: ellos podrán asesorarte en tu caso particular y conseguirte el mejor precio.

¡Hombre precavido vale por dos!

El seguro de gastos médicos mayores es una tranquilidad para cualquier familia o individuo. Aunque hay muchas más cosas para conocer de ellos, esta es una buena introducción para que sepas qué esperar de la mayoría de las empresas aseguradoras.

Dentro del rubro, se utiliza mucho la frase “el mejor seguro es el que nunca se usa”, ya que nadie quiere enfermarse o accidentarse gravemente. Pero, si eso llegara a suceder, siempre es mejor estar cubierto. ¡Consulta a tu asesor de seguros para obtener tu póliza!

Reportar Accidente